BIOGRAFIA

 

Gloria Van Aerssen y Carmen Santonja mantienen una larga amistad que se remonta a su época universitaria. La primera hizo Bellas Artes y la segunda estudió en el conservatorio, si bien ambas han picoteado de casi todas las artes plásticas y escénicas: cine, escritura, teatro, pintura, cerámica... y por supuesto, la música.

En los 60, antes de grabar su primer disco Carmen trabajaba en TV y en sus propias palabras "yo intervenía como actriz en los primeros programas de Jaime (De Armiñán, su cuñado), unos infantiles en directo, todavía en Paseo de la Habana. Salía disfrazrada de perro, con una melena... En uno de los programas, Chus Lampreave y yo teníamos que hacer de leones y como no había disfraces, nos pusieron unas caras de perro y unas melenas de estropajo... asquerosas"... Fue Gloria la que introdujo a Carmen en el rock and roll a través de Beatles, Rolling, Genesis, Who...a lo largo de los 60-70. Carmen, bisnieta del pintor Rosales e hija de una mujer con excelente oído musical estaba abocada a ambos campos, a los que se ha dedicado.

A finales de los sesenta, tras componer varias canciones para el grupo Music Son (que se disolvería antes de grabar disco alguno) realizan la sintonía de Fábulas (serie de televisión de Jaime de Armiñán). Casi a la par hacen una serie de canciones que aparecerán en diversos singles del grupo Nuevos Horizontes: "Las Cuatro Estaciones", "El Afinador de Cítaras", "Mi mosca favorita" y "Mi churumbel". Poco después, en 1970 participan con tres temas en la banda sonora de la película de Iván Zulueta "Un. dos, tres al escondite inglés". Después grabarán su primer sencillo: "La Bruja" con "Un metro cuadrado" en la cara b. "La bruja", es un tema progresivo que luce unos arreglos impensables en un disco español de esa época. "Un metro cuadrado" tiene evocaciones de gregoriano (y estamos en 1970, así que olvídense de los monjes de Silos y el oportunismo). Desde este primer sencillo queda marcada un pauta que será constante: su obra irá "por libre" desmarcándose del resto del panorama musical anticipándose a lo que después será moda.

Llegará después el primer LP "Vainica Doble" grabado para Ópalo, uno de los sellos que crea Manolo Díaz en esa época, donde editarán además varios singles con sintonías para series de TV.

En 1973 cambian de compañía discográfica fichando por Ariola donde publicarán su segundo Lp: Heliotropo. El cambio de discográfica será una constante en la carrera de Vainica Doble: la práctica totalidad de su discografía ha visto la luz en compañías diferentes. Sólo Guimbarda, a finales de los 70 acogerá dos LPs contiguos del dúo. Esto ha dificultado sin duda un seguimiento coherente de su trabajo. No ha existido ninguna recopilación de sus mejores canciones en un "grandes éxitos" o similar, aunque parece que junto a su próximo disco, Carbono 14, aparecerá "Coser y cantar" una antología de sus mejores temas antiguos en forma de cd que paliará esa carencia...

Heliotropo sigue la línea iniciada por su predecesor: letras que pueden sonar inocentes con una carga irónica que puede llegar a ser cruel. Esta es otra constante de su historial: no hacían rock en el sentido estricto, ni canción protesta, ni copla, ni.... si no todo lo anterior junto y en la proporción que les venía en gana. Esta imposibilidad de etiquetarlas, junto a su manifiesta inhabilidad para vender su producto ha marcado el desconocimiento real que existe sobre su carrera. Todo el mundo dice haber oído hablar de ellas pero ¿Cuántos han escuchado sus discos?. Muchos cantantes y grupos las reivindican citándolas como influencia pero ¿Cuántos han grabado alguna canción suya?

Se anunció una tanda de actuaciones en Boccaccio que al final no tuvieron lugar... pero al menos aquí tienes el cartel promocional, obra de Juan Carlos Eguillor. Dicho cartel aparece en el libro "Vainica Doble"

El siguiente Lp, Contracorriente, marca una vuelta al rock del primer disco. Supondrá su segundo encuentro frontal con la censura. Si en "Cascabel..." (del Lp "Vainica Doble") los censores anduvieron dándole vueltas a que el gato en cuestión podía ser Franco, ... aquí retendrán el disco un tiempo debido a la letra de la canción "Que no". Los temas preferidos de ambas son "Respeto y Obediencia" (Carmen) y "La Rabieta" (Gloria).

Las tensiones con la casa discográfica generadas en la grabación (y en el periodo de promoción) supondrán un silencio de 5 años, los que dura el contrato que tenían firmado con la casa. Durante este tiempo sólo compondrán las bandas sonoras de Climax y Al Servicio de la mujer española (esta última la hará Carmen sóla).

1979 supondrá su vuelta al vinilo, firman contrato con Guimbarda y graban "El Eslabón Perdido" donde encontramos canciones nuevas y otras antiguas, como "La niña Precoz" que pertenecía al trabajo realizado para la serie de Televisión "Suspiros de España". Otra, "Coloniales y Ultramarinos", incorpora frases de un viejo tema de la serie de TV "Las doce caras de Eva". "El Eslabón..." iba a ser en principio un doble LP conceptual, de temática ecológica que llevaría por título Doñana. Un lp hablaría del mar y otro de la tierra, pero "con el boom ecológico se nos quitaron las ganas" (Vainica Doble, pag 70). Para su siguiente disco, "El Tigre del Guadarrama" bucearán de nuevo en su propia historia repescando un tema de Furtivos: "Madre no hay más que una".

En esta época Ángel Casas consigue que graben un monográfico para Musical Exprés, quizá la única actuación grabada en directo de la pareja.

Taquicardia, un doble disco grabado en 1984, supone su vuelta a los estudios, donde encontramos de nuevo esa mixtura mágica de evocaciones sugerentes e intransferibles que son marca de la casa. En esta ocasión rodeadas de músicos experimentales, bajo la batuta del Reverendo...

Por desgracia (salvo el paréntesis que supuso 1970, donde vuelven a grabaar algunos de sus primeros temas); no tendremos noticias de Gloria y Carmen hasta 1997, año en que publican de forma simultánea un nuevo disco, Carbono 14 y una recopilación antológica de temas de todas sus grabaciones anteriores: el ya citado Coser y Cantar. En todo este tiempo sólo apareció el disco "1970", donde vuelven a grabar algunos temas de su etapa Columbia-Opalo intentado recrear en muchos de ellos, el sonido de las tomas originales. El disco, publicado por RNE pasa una vez más, desapercibido. Sin embargo, para los seguidores del dúo supuso el encuentro con temas míticos e ilocalizables.

Con posterioridad (gracias al auge del formato CD, que lleva a las discográficas a rescatar de su catálogo referencias olvidadas hace tiempo) asistiremos a la feliz reedición de todos sus discos. Dicho proceso culminará en 1997 con el disco Vainica Doble: todas sus grabaciones para Ópalo. Encontramos en él su primer Lp completo y además los temas "inéditos" de sus sencillos. Siempre que se había hablado de una posible reedición del mítico primer LP, siempre se comentaba que los masters originales estaban perdidos. A pesar de que el sonido parece haber sido tomado a partir de los vinilos el resultado final es muy bueno. Además, el libreto informativo lo es de veras, resultando un pequeño y ameno tratado sobre el dúo, con profusión de fotos y portadas de las Vainica.